jueves, 16 de febrero de 2012

Odio los Bluray.

Al parecer no soy el único que ha sufrido con los DVD y los BluRay. Aqui ha un testimonio que podría ser el mío si no me hubiera dado a tiempo de la basura que son estos sistemas anticopia (porque llamarlos soportes de reproducción me parece demasiado generoso:
"Por navidad me regalaron la edición de coleccionista de StarWars. Incluye las 6 películas y 3 discos más con contenido adicional (comentarios del director, documentales, etc…). Hasta aquí todo normal, el problema llega cuando descubro que se trata de 6 discos BluRay.
Era la primera vez que tenía en mis manos uno de esos discos, así que tuve hacerme con una lectora. Misteriosamente, ninguna tienda parecía tenerlas ni trabajar con ellas. Todas me dijeron que las lectoras BluRay estaban descatalogadas (Mediamarkt, PCBox, Saturn, etc..). En PCBox me ofrecían comprar una grabadora de BluRay, claro que costaba algo más del doble que una lectora, así que decliné y continué mi búsqueda. Por fortuna, Amazon España sí disponía de una por 70€, aunque me la entregarían en un mes.
Puntualmente (punto para Amazon) llegó a mi casa la lectora (13 de febrero) y tras instalarla me dispuse a ver mis películas. ¡¡ERROR!! Windows 7 no soporta la reproducción de BluRay de serie, y tampoco lo hacían mis programas de reproducción habituales (VLC y MPlayer). La lectora venía con PowerDVD 8 que sí dispone de soporte BluRay, así que tras una larga instalación todo parecía listo para, esta vez sí, disfrutar de StarWars. Pues no hay tu tía. Meto el disco y el programa me informa que las claves de reproducción han cambiado y necesito actualizar mi programa. Intenté hacer una captura de pantalla… pero esa funcionalidad está desactivada durante la reproducción de un BluRay, y todos los trucos que se me ocurrían me permitían capturar toda la pantalla a excepción de la reproducción del BluRay. Sony, no sabes cuanto te quiero.

viernes, 3 de febrero de 2012

Odio los DVDs

Los DVDs han sido uno de los mayores fraudes tecnológicos perpetrados por la industria del entretenimiento en la historia de la humanidad. Antes de existir el DVD había soportes mucho mejores como el ZIP, el JAZZ, el minidisc o las cintas de miniDV, pero por razones que se escapan a mi entendimiento el DVD se impuso a todos ellos.

He debatido con amigos sobre esta cuestión innumerables veces y aunque habitualmente soy flexible en mis opiniones, en este caso no me bajo del burro ni de coña. Me he formado una opinión sólida al respecto. ¿Suena radical? Paso directamente a los argumentos.

Nunca he sido muy fan de los CDs, por la pérdida de la calidad del sonido en la compresión y sobre todo la imposibilidad de reproducirlos con la alegría con la que reproducíamos cintas magnetofónicas hasta la aparición de las grabadoras de CD, pero tengo que decir que compré muchísimos originales (que están actualmente en algún basurero) y disfruté del formato gracias a la música en CD.

Pero la aparición del soporte de vídeo DVD para sustituir al VHS vino acompañada de los mismos problemas POR SEGUNDA VEZ (ya sabéis, el hombre es el único animal que tropieza 2 veces en la misma piedra) y muchos otros añadidos que enumero a continuación: