jueves, 16 de febrero de 2012

Odio los Bluray.

Al parecer no soy el único que ha sufrido con los DVD y los BluRay. Aqui ha un testimonio que podría ser el mío si no me hubiera dado a tiempo de la basura que son estos sistemas anticopia (porque llamarlos soportes de reproducción me parece demasiado generoso:
"Por navidad me regalaron la edición de coleccionista de StarWars. Incluye las 6 películas y 3 discos más con contenido adicional (comentarios del director, documentales, etc…). Hasta aquí todo normal, el problema llega cuando descubro que se trata de 6 discos BluRay.
Era la primera vez que tenía en mis manos uno de esos discos, así que tuve hacerme con una lectora. Misteriosamente, ninguna tienda parecía tenerlas ni trabajar con ellas. Todas me dijeron que las lectoras BluRay estaban descatalogadas (Mediamarkt, PCBox, Saturn, etc..). En PCBox me ofrecían comprar una grabadora de BluRay, claro que costaba algo más del doble que una lectora, así que decliné y continué mi búsqueda. Por fortuna, Amazon España sí disponía de una por 70€, aunque me la entregarían en un mes.
Puntualmente (punto para Amazon) llegó a mi casa la lectora (13 de febrero) y tras instalarla me dispuse a ver mis películas. ¡¡ERROR!! Windows 7 no soporta la reproducción de BluRay de serie, y tampoco lo hacían mis programas de reproducción habituales (VLC y MPlayer). La lectora venía con PowerDVD 8 que sí dispone de soporte BluRay, así que tras una larga instalación todo parecía listo para, esta vez sí, disfrutar de StarWars. Pues no hay tu tía. Meto el disco y el programa me informa que las claves de reproducción han cambiado y necesito actualizar mi programa. Intenté hacer una captura de pantalla… pero esa funcionalidad está desactivada durante la reproducción de un BluRay, y todos los trucos que se me ocurrían me permitían capturar toda la pantalla a excepción de la reproducción del BluRay. Sony, no sabes cuanto te quiero.

Desgraciadamente, “actualizar el programa” no es instalar un parche. PowerDVD 8 ya no recibe actualizaciones, así que tendría que comprar la última versión (la 12 en el momento de escribir estas líneas) con el consiguiente desembolso de 99€ del ala.
En esos momentos me apeteció mandar los BluRays a criar malvas… pero al ser un regalo decidí descargar la versión de prueba de PowerDVD 12 para, al menos, ver que tal estaban los contenidos extra de las películas. ¿Fin de la historia? Ni por asomo.
PowerDVD 12 me informa de que, atención, NO LE GUSTA MI MONITOR. Así, con dos cojones. Que mi salida VGA no es suficiente para Sony. Que no se fían. Que si quiero verlo necesito comprarme un monitor nuevo DVI o HDMI que soporte su sistema de identificación para asegurarse de que mi monitor es realmente un monitor y no un dispositivo de copia.
Llegados a este punto ya tengo un cabreo de campeonato. Me regalan 150€ en películas, me gasto 70€ en una lectora y encima me piden que me deje otros 99€ en un software de reproducción y que me compre un monitor nuevo. ¿Estamos locos o qué?
"El DRM se nos ha ido de las manos. No puedo ver MIS películas, por las que HE PAGADO en la habitación de MI CASA porque no se fían de que fuera a copiarlas.
¿Cómo ha acabado la historia? He usado MakeMKV para extraer el contenido de los BluRay y obtener un fichero MKV que puedo reproducir hasta en mi móvil.
Otro día explicaré con más detalle el proceso de ripeo de un BluRay, pero ya os digo que es MUCHO MÁS SENCILLO y MÁS CÓMODO que intentar ver la película sin eliminar el DRM.
Que tenga que “hackear” mis propias películas para verlas en mi propio ordenador me parece que es vergonzoso. Nunca me ha gustado el DRM, pero con experiencias como esta empiezo a preguntarme como alguien puede estar a favor.
PD: Sony, LucasFilm y demás interesados. Pienso darle la película a todo dios, gratis, sin ánimo de lucro y si puedo haré que no os compren ni un chupachus. Sois una panda de cabrones. Ojalá os vendan insulina con DRM."

No hay comentarios:

Publicar un comentario