domingo, 19 de enero de 2014

Evidencias cientificas que demuestran que la Ondas electromagnéticas podrian provocar cancer.

Este estudio del British Medical Journey de 2013, afirma que las emisiones de ondas electromagnéticas de los teléfonos móviles producen fatiga, irritabilidad, falta de apetito, problemas de sueño, depresión y falta de concentración.

Dario Acuña Castroviejo, Catedratico de Fisiología de la Universidad de Granada, Secretario del Instituto de Biotecnología de dicha Universidad y co-editor del Journal of Pineal Research, la principal revista científica internacional en el campo de la Melatonina, dice en éste artículo del 2011:

"Las personas expuestas a radiación electromagnética pueden tener un riesgo aumentado de cáncer de mama, bien porque la inhibición de la melatonina puede daar lugar a un aumento de la producción de prolactina y de estrógenos ováricos, o bien por la disminución del efecto directo inhibidor de la melatonina sobre la proliferación celular en el cáncer de mama. En este sentido, diversos estudios indican que si la melatonina se inhibe, se elevan los estrógenos (puesto que la melatonina frena su producción), aumentando el riesgo de cáncer de mama."




Otra evidencia científica de que las ondas electromagneticas producen cáncer. Es un estudio de la agencia internacional de investigación sobre el cáncer del 31 de mayo del 2011

Este es el resumen del Informe del Parlamento Europeo sobre Radiación Electromagnetica basado en este estudio del departamento de física de la Universidad de Warwick, Coventry, Reino Unido, junto con el Instituto Internacional de Biofísica, Dr. G. Hyland Neuss-Holzheim, Alemania, publicado en marzo de 2001.

"Efectivamente, en este trabajo se sugiere que, precisamente, es a través de la presencia de estos rasgos de FEB la forma en que las emisiones de telefonía GSM y otras tecnologías de comunicación afines, como TETRA, pueden influir en la función del cerebro, sobre todo en su actividad electromagnética (ondas cerebrales); en su electroquímica (incluida la del sistema neuroendocrino, especialmente en relación con los niveles de melatonina) y en la permeabilidad de la barrera sanguínea del cerebro, así como alterar las concentraciones de calcio de las células."

"También se estudian las implicaciones de todo ello respecto de la validez de la conocida afirmación de que no se ha establecido la existencia de efectos nocivos para la salud causados por la exposición a la radiación GSM dada su intensidad de acuerdo con los límites establecidos por las directrices de seguridad que, según lo sostenido, no toman en cuenta el rasgo más clarificador de todos: el hecho de que el objeto expuesto está vivo."

"Por tanto, la preocupación de la gente no es infundada y la ironía de la situación actual respecto a los teléfonos móviles y las estaciones base es que las directrices de seguridad existentes, sorprendentemente, proporcionan mayor protección a la instrumentación electrónica que a los seres humanos."

"En este momento existe una preocupación general por las posibles consecuencias nocivas para la salud provocadas por exposiciones a la “electrocontaminación” a corto o largo plazo. Esta preocupación se centra, especialmente, en las líneas eléctricas elevadas y en la telefonía GSM. Con bastante razón, la gente sigue siendo escéptica ante los intentos de dar noticias tranquilizadoras por parte del gobierno y de la industria del sector, sobre todo, teniendo en cuenta la forma inmoral en que con frecuencia actúan simbióticamente a fin de promover intereses creados, a menudo bajo el corretaje de los organismos reguladores cuya función, según cabe suponer, es asegurar que la seguridad de la gente no se vea comprometida por la exposición electromagnética."

Otro caso interesante es la sentencia judicial que culpa a la empresa en la que trabajaba el italiano Innocenzo Marcolini que considero evidencia razonable la relación entre el uso prolongado del móvil con su cáncer cerebral.

Sobre los intereses de las compañías de telecomunicaciones en contraposición a la salud pública, Vodafone suscribió en 2001 una póliza de responsabilidad civil con la aseguradora española Royal Sunalliance en la que se excluian "los posibles daños personales, enfermedad, incapacidad de cualquier tipo, muerte, enfermedad mental, angustia mental, dolor mental o físico causado o supuestamente causado por el uso continuado de teléfonos móviles."

¿Por qué habrían de cubrirse así las espaldas? ¿Dudan acaso las compañías telefónicas de la fiabilidad de los estudios de la BJM? Seguramente no descartan que el estudio de la agencia internacional de investigación sobre el cáncer, (cuya opinión es diametralmente opuesta a los resultados del estudio posdoctoral publicado en la BJM) pueda tener parte de razón. Por otro lado el estudio de Patrizia Frei y Christoffer Johansen ha sido criticado con dureza por Científicos y activistas.

Roger Santini, doctor y miembro de la sociedad americana de bioelectromagnetismo, dice en este artículo del 2006:

"En relación a lo descubierto y en pos de proteger a la población que reside cercana a estaciones base y usuarios de teléfonos móviles, deberíamos aplicar el principio de precaución inmediatamente y poner en práctica las medidas de protección de ondas de radio como se describía en mi libro de 1988."

Claudio Gómez-Perretta de Mateo, Licencado en Medicina y Ciencias Químicas, Doctor en Medicina; Jefe de Unidad del Centro de Investigación del Hospital Universitario La Fe de Valencia, Miembro de la Asociación Europea de Bioelectromagnetismo y Miembro Fundador de la “International Electromagnetic Safety” (ICEMS) dice en este artículo del 2005:

"En la iniciación del tumor, benigno en los casos de adenomas de hipófisis o malignos en los  carcinomas diagnosticados, si hubiera podido inferir dicha radiación en un incremento de la cinética del tumor, aumentando su tamaño más rápidamente que en condiciones normales o de ausencia de CM tan relevante y empeorando por lo tanto el pronóstico clínico y la supervivencia."

Otro artículo sacado de la revista científica Taylor&Francis del 2003:

"La conclusión es que las ondas electromagnéticas emitidas por los teléfonos móviles podrían ser dañinas para el cerebro humano".

"Son especialmente dañinas para niños".

"Estamos seriamente preocupados acerca de posibles riesgos para el cerebro humano por culpa de teléfonos móviles".

Una de las puntas de lanza de quienes dicen que las ondas electromagnéticas no producen daños es este estudio publicado en el BMJ en el 2011, pero en este link se rebate su seriedad.

Por cada estudio que dice que no hay ningún peligro hay otros que también rebaten su seriedad.

Un par de documentales sobre el tema:

Contracorriente:
http://www.tu.tv/videos/contra-corriente-documentostv
Un fragmento del documental que pone los pelos de punta:
https://vimeo.com/17723332

SOS-EHS:
https://vimeo.com/51216660

También se puede consultar el blog Mi estrella de mar, en el que hay mucha información interesante:
http://mi-estrella-de-mar.blogspot.com/2013/12/1er-estudio-radiacion-moviles-4g.html
http://mi-estrella-de-mar.blogspot.com/search/label/%DB%9ESensib.Electromagn%C3%A9tica
http://mi-estrella-de-mar.blogspot.com/2007/10/campos-electromagnticos-y-salud-contra_6597.html
http://mi-estrella-de-mar.blogspot.com/2007/10/campos-electromagnticos-y-salud-contra_20.html
http://mi-estrella-de-mar.blogspot.com/2007/10/campos-electromagnticos-y-salud-contra.html

Otro artículo al respecto:
http://www.medicionderadiaciones.com/bardasano.pdf

Un link buenísimo a la revista de medicina alternativa Discovery Salud:
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=289

Algún día los abanderados del conocimiento como Gámez, se esconderán en sus oscuras madrigueras y dirán que nunca dijeron nada de esto:
http://mitosytimos.blogspot.com.es/2013/07/escepticos-04-las-ondas-del-mal.html

Mas estudios al respecto:

http://lennarthardellenglish.wordpress.com/
http://aje.oxfordjournals.org/content/109/3/273.abstract
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3164167
http://www.avaate.org/spip.php?article237
http://www.ph.ucla.edu/epi/faculty/publications/Kheifets/Feychting_ARPH_2005.pdf
http://oem.bmj.com/content/early/2014/05/09/oemed-2013-101754



No hay comentarios:

Publicar un comentario